Matamoros, la ciudad heroica, puntal del norte de Tamaulipas y crisol de la nación mexicana. Puerta abierta al mundo a partir de la consumación de la independencia a través del comercio exterior al funcionar como puerto de altura, que ya de antemano había sido un falsete abierto al crecimiento demográfico y ganadero de las villas del norte del Nuevo Santander en su ímpetu por expandirse sobre la costa del Golfo de México, y con ello el surgimiento de la Congregación del Refugio.

El original puerto del Refugio incluso tuvo un nombre con una clara connotación de apertura: Brazos de Santiago. De esta forma se inició una franca apertura al resto del mundo, detonando un acontecimiento inédito que transformó notablemente la región del bajo Bravo y le dio una impronta urbana y cosmopolitita a Matamoros, con la entrada y salida incesante de mercancías, viajeros, ideas y culturas.

Portón sobre el río Bravo instalado por el ejercito estadounidense a fines de 1866, en apoyo al coronel Servando Canales. Fue la primera vía física que unió ambas márgenes, aunque su duración fue efímera. Habría que esperar hasta la construcción del puente ferroviario (después llamado “Puente Viejo”) a principios del siglo XX, para que Matamoros y Brownsville contara con una comunicación permanente.

 

 

La Gran Puerta de México.com

Basado en la publicación editorial realizada por la Admin. Mpal. 2005-2007