Producto de un pasado glorioso, lleno de trabajo y de una inquebrantable voluntad por salir adelante, los matamorenses han dado muestra, a lo largo de la historia, de su amor por esta tierra y de su recio carácter para engrandecer a Tamaulipas y a México.

Matamoros es símbolo de empuje y dinamismo, lugar donde comienza y se fortalece nuestra identidad, sitio que se encuentra en franco desarrollo y donde se vislumbra un porvenir más promisorio.

Recordar sus orígenes, conmemorar un año más de su fundación, habla bien de una generación de tamaulipecos orgullosos de sus realizaciones y éxitos; habla de una memoria histórica que reconoce a quienes han forjado con esfuerzo y talento este bastión de nuestra patria.

Aquí, en esta importante región fronteriza, trabajamos unidos y avanzamos con determinación hacia niveles superiores de crecimiento y bienestar.

Aquí, existen muchas razones para seguir realizando esfuerzos conjuntos, que nos permitan reafirmar nuestra esencia, potenciar nuestras fortalezas y hacer de nuestra geografía oportunidad para continuar prosperando en todos los frentes.

Es grato que este año, los matamorenses dejen testimonio, a través de una magnifica obra escultórica, del espíritu emprendedor que los ha distinguido en el tiempo y de la larga trayectoria de servicio a favor del estado y de la nación.

Los felicito por esta iniciativa, que representa la fuerza y la vitalidad de nuestra sociedad que marca liderazgos y que avanza, superando los retos de un mundo cada vez más interrelacionado.

   

Eugenio Hernández Flores

Gobernador del Estado de Tamaulipas

 

La Gran Puerta de México.com

Basado en la publicación editorial realizada por la Admin. Mpal. 2005-2007